Galapagos… el sueño se hace realidad!

Desde algún tiempo, una idea nos trotaba en la mente: irnos a los Galápagos. Desde Guayaquil, la segunda ciudad del Ecuador, se dan salidas diarias, y los vuelos en baja temporada son bastante abordables. Decidimos entonces de realizar nuestro sueño, rompimos la hucha y nos fuimos las dos mas Víctor a esas islas que se hacen llamar por acá las Encantadas.

Aterrizamos en la isla San Cristóbal, la más al este del archipiélago, pero sin embargo localizada a unos 1000km de las costas ecuatorianas. Elegimos domicilio en un hostal bastante barato, y salimos a pasear para darnos una idea del espíritu de la isla, saboreando nuestra primera cerveza fresca en una pequeña terraza. En esa temporada, el calor se hace muy pesado durante el día, y la lluvia cae casi todas las tardes. A lo largo de la costanera, los lobos de mar nos saludan desde sus sitios de descanso preferidos: los bancos públicos, bajo las palmeras!

Adoptamos un ritmo de vida local, es decir muy relajado, y empezamos nuestra estancia descubriendo las playas de San Cristobal. De hecho, fue allá que tuvimos nuestro primer encuentro con las famosas iguanas marinas de los Galápagos. Con su cresta en la cabeza, sus largas garras y su piel negra color lava, esos reptiles son sorprendentes y casi un poco inquietantes. Pero se revelan sin embargo muy tranquilos y poco tímidos, ofreciéndonos así unas sesiones foto increíbles!

Nuestro tercer día en la isla será también el de nuestro primer snorkelling, es decir una salida al mar con mascara y tuba. Se juntan a nosotros para nadar en esa agua límpida lobos de mar e iguanas marinas, un espectáculo totalmente alucinante del cual nos quedamos con recuerdos grandiosos! Pero esa excursión al día no se termina acá, y nos lleva un poco mas allá, hacia grandes paredes volcánicas que caen recto al mar, llamadas El léon dormido, tan su perfil es evocador. Aquí, nadamos con nuestras primeras tortugas cuya gracia nos deja sin voz, y luego con tiburones de puntas blancas… escalofríos garantizados! Afortunadamente poco ávidos de carne humana, en realidad no corremos el menor riesgo. Para reponernos de todas esas emociones, nuestro guía nos propone dedicarnos al farniente, y desembarcamos entonces en una magnifica playa aislada, donde nos esperan una garza poco salvaje y unos lobos de mar escondiéndose bajo la sombra de los arboles.

Al contrario de nuestras costumbres, nuestro tiempo en los Galápagos se ve limitado, y no podemos entonces eternizarnos tanto como nos gustaría. Así que tomamos rápidamente una lancha que nos trae a nuestra siguiente destinación… la isla Santa Cruz.

Rumbo a los Galapagos !
Vue du ciel
La vie est dure...
Lézarder au soleil
Un coucher de soleil de plus
Ca pique
Puerto Baquerizo Moreno
Victor en pleine contemplation
Au temps des dinosaures
Finalement, c'est pas si effrayant !
Le soleil se couche sur San Cristobal
Une mer bleue comme on en rêve
Premier snorkelling
El leon dormido (avec un peu d'imagination)
Les fous à pieds bleus !
Sacrément à pic !
Un pélican l'ouvre un peu trop !
La vie est dure
Un héron plutôt relax
On en pince pour les Galapagos...
Plus blanc que blanc
La vie est vraiment trop dure...
Perdus au milieu de nulle part
C'est l'heure de l'apéro !
Non, ce n'est pas le pinson de Darwin...
Maman otarie et son bébé
En plein cagnard
Une femelle ??? Où ça ??!!??
Reflet volatile
Cui-cui
A bientôt pour de nouvelles aventures...!

  • Facebook
  • Twitter
  • email
  • Print
This entry was posted in Noticias and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>